Prepará tu leche de almendras

Como mencionamos en posteos anteriores, la leche de almendras es la mejor alternativa a la leche de vaca. Es por eso que hoy te vamos a enseñar a prepararla.

La leche de almendras tiene diversas características que ayudan al cuidado de tu salud. Este fruto contiene proteínas vegetales, carbohidratos y grasas monoinsaturadas, entre otras cosas, las cuales son muy benéficas para el corazón, la piel y el cerebro. Este alimento puede ser una fuente de energía natural muy benéfica para el cuerpo.

Además de no contener lactosa, la leche de almendras no disminuye el PH sanguíneo. Esto previene la existencia de enfermedades muy variadas producidas por la acidosis como, por ejemplo, la osteoporosis.

En principio se aconseja hacerla en casa, para impedir que tenga “conservantes” que alteren su constitución y perturben sus propiedades. No te preocupes, es sumamente sencillo. Para cuando termines de leer esta nota, vas a saber cómo hacer una exquísita leche de almendras.

Receta para la leche de almendras:

  • 1 tazas de almendras (nueces en general o semillas) siempre con 12 horas de remojo.
  • 4 tazas de agua
  • 1 y ½ cucharaditas de canela
  • ¼ cucharadita de nuez moscada
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharadita de STEVIA
  • ¼ cucharadita de cúrcuma

Para comenzar llenar la mitad del recipiente de la licuadora con agua, y luego colocar todo los ingredientes antes mencionados. Licuar bien hasta lograr una sustancia cremosa; luego agregar agua  hasta completar el recipiente y seguir licuando hasta lograr la consistencia adecuada. Luego filtrar (utilizando un filtro de pintura) sobre un recipiente para guardar.

Finalmente puede probar añadiendo diferentes agregados para darle el sabor deseado (por ejemplo Esencia de vainilla).

La leche de almendras puede conservarse hasta 2 días en envase de vidrio y en heladera.

Gracias por su atención, espero que esto ayude a acercarlo a la plena salud

Leave a Comment: